1.472 personas se han beneficiado a la fecha con el Subsidio de Emergencia entregado por la Caja de Compensación Familiar, Comfamiliar Risaralda, de acuerdo a reglamentación del Gobierno Nacional. Esta institución ha sido la encargada de apoyar a sus afiliados que han quedado cesantes en tiempo de Covid-19, tal y como lo ha hecho por más de 60 años en su compromiso de responsabilidad social con la comunidad.

Andrés Felipe Sánchez, quien perdió su trabajo el pasado diciembre luego de laborar por 9 años en una prestigiosa empresa a nivel nacional, fue uno de los favorecidos de esta ayuda que se empezó a entregar en el mes de abril y que se extenderá por el tiempo que dure la emergencia de salud que vive el país a causa del Coronavirus.

“Me di cuenta que se abrirían las postulaciones del Subsidio cuando empezaron a promocionarlo en televisión. Desde ese momento estuvimos muy pendientes de la fecha de inicio de inscripciones y así lo hice por la página web de la Agencia de Empleo de Comfamiliar Risaralda, afortunadamente alcancé. Finalizando abril me consignaron la primera cuota del Subsidio de Emergencia que me llegó como una bendición, de ello estamos viviendo”, manifestó Andrés Felipe, quien lleva la responsabilidad económica en su hogar.

Pero el beneficio del Subsidio de Emergencia para quienes están desempleados, no solo consta de la ayuda económica que recibirán durante los próximos tres meses, la cual asciende a $585.000 mensuales, del paquete también hacen parte (por un período de 6 meses) el pago de la seguridad social y la cuota monetaria del Subsidio Familiar que se entrega a las personas que tenga a cargo el afiliado a Comfamiliar Risaralda, en el caso de Andrés Felipe, es recibido por sus hijos Felipe y Samuel, de 9 y 6 años respectivamente.

Una gran ayuda

Otra de las personas beneficiadas con el Subsidio de Emergencia en Risaralda es María Parra, una Administradora de Empresas, quien en el mes de marzo, y como consecuencia de los despidos por la crisis económica ocasionada por el Coronavirus, perdió su trabajo.

Sin embargo, esta mujer de 39 años, quien es responsable de sus padres, adultos mayores con delicadas patologías y quienes deben ser tratados médicamente mes a mes, jamás perdió su fe, la misma que fue recompensada al cumplir los requisitos para recibir la ayuda ofrecida por Comfamiliar Risaralda en tiempos de emergencia.

“Luego de quedarme sin trabajo empecé a buscar alternativas, sabía que Dios no me iba a desamparar. Por medio de la página web de Comfamiliar Risaralda me di cuenta del subsidio, de inmediato me inscribí, eso fue como el 7 de abril, estábamos en Semana Santa. Corridos 10 días hábiles recibí el correo donde me decían que había sido beneficiada, y el 29 de abril me entregaron el primer subsidio, fue un proceso muy rápido. Además, lo más importante es la tranquilidad que voy a tener durante los próximos 6 meses en cuanto a la afiliación a la seguridad social, mis padres tienen unas patologías de alto riesgo, y para mí es vital tenerlos a ellos afiliados a la EPS como mis beneficiarios ya que son mi responsabilidad”, afirmó María.


De igual forma, los padres de esta pereirana (padre 78 años, madre 71 años de edad), también recibirán, durante los próximos 6 meses, la cuota monetaria del Subsidio Familiar.

“Otro de los beneficios del Subsidio de Emergencia son las capacitaciones que recibimos al ingresar la hoja de vida a la Agencia de Empleo. La Caja de Compensación no solo nos ayuda a solventarnos económicamente en estos momentos difíciles, sino que nos da la oportunidad de capacitarnos mientras estamos cesantes, y de este modo regresar mejor preparados al momento de registrarse una vacante. Gracias Comfamiliar Risaralda por el apoyo que siempre nos ha brindado”, concluyó María Parra.

El Dato

A la fecha, Comfamiliar Risaralda ha recibido 8.340 solicitudes, de las cuales luego de validar el cumplimiento de requisitos han sido aprobadas 1.472 para el pago del Subsidio de Emergencia. Este beneficio se entregará hasta que lo permita la disponibilidad de recursos.